X ANIVERSARIO DEL GRUPO DE TEATRO CHYSPA

X ANIVERSARIO DEL GRUPO DE TEATRO CHYSPA

Hace 10 años, se presenta en sociedad la asociación Chyspa, que agrupa a enfermos que padecen Chiari, Siringomielia y patologías asociadas y en esa presentación se hace pública la creación de un taller de teatro terapéutico, donde los afectados por estas patologías podamos ejercitar las áreas cognitivas que tenemos afectadas por el desarrollo de la enfermedad.

Ese día, entre los presentes se encuentra José Manuel Fernández Vega, médico de Atención Primaria del Centro de Salud de Pumarín en Oviedo, quien recoge el guante de la propuesta y al llegar a casa comienza a escribir su primera obra, “La importancia de no llamarse Mimí”, un drama, donde se trata el diagnóstico de Chiari en una adolescente. Después vino una comedia, “La Amañada Boda de la Señora Regenta”, mas tarde, lo que el denominaba, como la primera tragicomedia asturiana de ambiente marinero, “El Chigre de los Prodixos y les Maravíes del Bon Amor” y posteriormente, “El otro lado de las horas”, una tragedia, que denuncia y repudia toda persecución contra cualquier colectivo.

Todas sus obras llevan implícitos guiños y referencias a grandes escritores de distintas épocas, porque como buen escritor, sus referentes habían empezado con su afición por la lectura; amante de los clásicos del teatro español y apasionado de la música clásica y de la ópera, gusta de incluir fragmentos de éstas, en todas sus obras, donde encaja las mismas con la precisión de un relojero suizo, porque la música siempre es un personaje más en su dramaturgia y un personaje destacado. Gracias a eso, nosotros también aprendemos a apreciar esta música, todo un regalo. José Manuel escribe, dirige y se encarga de la música en nuestras representaciones.

Una década de ensayos semanales, de risas, de llantos y por qué no decirlo también de algún que otro conflicto, que José Manuel siempre ayuda a resolver como buen mediador que es. Una década de colaboración totalmente desinteresada, en la que tenemos la suerte de llevar sus obras por buena parte de la geografía asturiana, de oriente a occidente, pasando por el centro y pisando las tablas de teatros tan importantes como el Jovellanos, el Auditorio de Siero, el Auditorio de Oviedo, el Prendes de Candás, entre otros muchos y sobre todo las de uno muy especial sobre todo para nuestro director, el Teatro Filarmónica de Oviedo, especial porque Oviedo es “su ciudad”, en la que nació, en la que desarrolla su profesión de médico, en la que forma su familia y en la que ahora puede ver representadas sus obras, sintiéndose así, profeta en su tierra.

Desgraciadamente, el 16 de febrero de 2019, su corazón, que era tan grande, se para, y nos deja huérfanos de su cuerpo, pero no de su alma, ni de su ironía, ni de su sentido del humor, ni de su eterna sonrisa, que pervivirán para siempre en todos los que a lo largo de estos 10 años formamos parte de este grupo y que seguiremos nuestro camino guiados siempre de sus sabios consejos.

GRACIAS POR TANTO

logos Faldon 2020